¡Demos con Alegría!

2 Corintios 9: 7-8

Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

escoja su mejor opción

Llevar el evangelio, el mensaje de salvación, es nuestra prioridad y pasión. Damos comida, agua al necesitado, y luego de saciar su necesidad física, presentamos el Pan de Vida, Cristo Jesús.